EL PLOMO. Hechos y realidades

Exposición al plomo del ser humano y de otros organismos

El plomo puede llegar a la biosfera, incluido el ser humano, por varias vías, siendo las principales las siguientes:

  • Alimentos: Constituyen la causa principal de ingestión de plomo entre la población adulta. Los alimentos pueden resultar contaminados por deposición atmosférica o por proceder de suelos con plomo, pudiendo remediarse mediante un lavado cuidadoso. Hasta hace poco tiempo, se podía ingerir algo de plomo como consecuencia del empleo de soldaduras con dicho metal o por las cápsulas de las botellas de vino, pero ambos usos tienden a desaparecer. La utilización en la vida doméstica de vajillas, cristalería y otros utensilios que contiene plomo, pueden ocasionar ligeras ingestiones de metal, pero, actualmente, en el Mundo Occidental, dichos artículos son tolerablemente lixiviables.

  • Agua: Las conducciones antiguas, en servicio todavía en edificios viejos, pueden disolver algo de plomo, especialmente si se trata de aguas blandas o ácidas, pero su tratamiento para evitar su ataque al plomo, contribuyen a disminuir el posible riesgo a niveles aceptables. No obstante, el problema no desaparecerá a menos que se cambien las antiguas conducciones de plomo por otras, lo que supone unos gastos considerables para los propietarios de las viviendas. La norma guía para la WHO para el agua potable es de 10 g/l de plomo, algo que se viene cumpliendo en la mayoría de los casos.

  • Aire: La absorción por inhalación supone una causa menor entre la población en general, pero puede ser importante en los individuos expuestos ocupacionalmente. Las partículas transportadas por el aire se depositan en el suelo, las mayores próximas a la fuente de emisión, contribuyendo a la contaminación de los suelos y de los alimentos. Se ha establecido una débil relación entre el nivel de plomo en el aire y la población expuesta, recomendando la WHO una cualidad del aire standard en 1987 de 0,5 - 1,0 g/m3. El standard de la UE para el contenido de plomo en el aire es, normalmente, de 0,5 g/m3 y, en el Reino Unido, el objetivo que se persigue es 0,25 g/m3. El nivel de plomo en la atmósfera está descendiendo de forma importante en la Europa Occidental como consecuencia de la supresión de la gasolina plomo, encontrándose niveles algo elevados en zonas industriales.

  • Suelos y polvos: La ingestión causada por los suelos y por el polvo doméstico es una vía importante para ¡a población infantil, dada su costumbre de llevar todo a la boca. La mayor fuente en las casas antiguas es la originada por las pinturas al plomo (ahora prohibidas pero que aun permanecen en construcciones antiguas). Esta resulta ser la principal causa de exposición al plomo para la población infantil en EEUU. Donde aún se consume gasolina plomo, la exposición vía aire es importante. En el Reino Unido, el contenido de plomo en el polvo doméstico va disminuyendo,. El contenido de plomo en los suelos no puede esperarse que desaparezca en muchos años debido a la baja movilidad del metal.

La realidad contrastada hoy es que la exposición al plomo en la población ha disminuido muy sensiblemente a lo largo de los 30 años últimos y, en la década de los novena, en la generalidad de la UE, los niveles de plomo en la sangre se encuentran bastante por debajo de los 10 g/dl.

Tendencias de los niveles de exposición al plomo

Los niveles de exposición al plomo han disminuido, de un forma general, en EEUU y en Europa Occidental, siendo ahora, como promedio, de 10 g/m3. Esta situación se debe a las mejoras experimentadas en casi todas las fuentes de emisión, pero ha sido la desaparición o la disminución del uso de la gasolina plomo la causa principal. Otros factores a tener en cuenta son: el tratamiento de las aguas para disminuir la solubilidad del plomo; la supresión de la soldadura con plomo en los envases de alimentos y de las pinturas con base plomo. Por otra parte, la mejora de los procesos industriales ha contribuido a la disminución de la exposición al plomo. Una pequeña proporción de la población continúa aun sometida a una exposición nada saludables, limitándose esta situación casi exclusivamente a los Países del Este o en vías de desarrollo, encontrándose los individuos más expuestos en las clases menos favorecidas. La exposición ocupacional ha disminuido drásticamente en el Mundo Occidental como consecuencia de mejoras tecnológicas, de organización e higiénicas

Efectos de la exposición al plomo sobre la salud humana

En tiempos pasados, una serie de adultos expuestos ocupacionalmente al plomo han mostrado riesgos crecientes de daño a los sistemas renal, nervioso y reproductor (en ambos sexos), además de pequeños aumentos de la tensión arterial. También se ha detectado cierta propensión al cáncer en casos de exposición muy alta. Sin embargo, actualmente, tales efectos se constatan muy raras veces. La mayor causa de preocupación consiste en que, la pequeña exposición a que está expuesta la población en general, pudiera ser causa de un deficiente desarrollo intelectual de los niños, bastante más vulnerables al encontrarse su sistema nervioso en pleno desarrollo y ser su organismo más capaz de absorber más fácilmente el plomo que los adultos. No existe un límite aceptado, pero el conjunto de datos e información recopilados evidencian que no hay que temer efectos negativos con un nivel de plomo en la sangre inferior a 10 g/dl.

Ecotoxicidad

El plomo puede causar efectos adversos en los organismos vivos. Dosis elevadas pueden interferir con determinados procesos bioquímicos necesarios para una vida normal. Muchos de los compuestos orgánicos del plomo presentan una solubilidad muy baja y no resultan fácilmente absorbibles por la mayoría de los organismos vivos. Los compuestos solubles pueden ser fácilmente asimilados y han sido objeto de estudios en profundidad (especialmente en relación con los organismos acuáticos). Sin embargo, algunos organismos(como los moluscos) pueden absorber el plomo existente en los sedimentos, disponiéndose de pocos datos en relación con la toxicidad en este caso. El plomo tetraetilo es mucho más tóxico que los compuesto orgánicos del plomo, pero se descompone muy rápidamente en el medio ambiente. Algunas especies acuáticas son capaces de bioacumular plomo, pero no se tiene constancia de una biomagnificación en niveles superiores de la cadena alimentaria. El plomo en los suelos no consta que ejerza un gran efecto sobre las plantas y los pequeños seres vivos, excepto cuando se trata de concentraciones muy elevadas, variando los efectos con las características de los suelos en cuestión. En general, la bioasimilación y toxicidad del plomo aumentan en los ambientes ácidos o salinos.

El mayor impacto del plomo sobre la fauna, particularmente la acuática, es consecuencia de la ingestión de munición de plomo o contrapesos de las artes de pesca, lo que puede causar intoxicaciones graves, a veces con resultados fatales. Por esta razón, en muchos países, se tiende a restringir o prohibir, en determinadas circunstancias, ambas aplicaciones del plomo.

Enfoque estratégico

Se preconiza una estrategia basada en la evaluación del riesgo que permita predecir el daño potencial para la población seleccionada y establecer las medidas reguladoras. Esto requiere un buen conocimiento de la naturaleza del daño potencial (por ejemplo, los compuestos de plomo), las vías de exposición para la población seleccionada y la relación entre dosis y reacción. Deben establecerse claramente lo que haya de incertidumbre en las predicciones. Cuando haya carencia de datos sobre el riesgo y daño potencial, puede hacerse uso del principio de precaución

PLOMO EN SANGRE
(micro gramos por decilitro)
El plomo en sangre de la población europea
ha ido disminuyendo de forma continua y significativa.


EL PLOMO: HECHOS Y REALIDADES
"Exposición al plomo del ser humano y de otros organismos"
Copyright © 2004 - UNIPLOM - Reservados todos los derechos